Agua Caliente

Solar Fotovoltaica

Energía Eólica

Salamandras

Iluminación LED

Ingresa tu dirección de E.mail para recibir novedades sobre energías renovables!

Recomendar con Google Plus, Facebook y Twitter

Inicio > Preguntas Más Frecuentes > Termotanques Solares

Preguntas sobre Calefones Solares

¿Qué es la energía solar térmica?
La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento del calor solar mediante el uso de colectores o paneles solares térmicos.
¿Para qué sirve la energía solar térmica?
Las aplicaciones más extendidas de esta tecnología son la obtención de agua caliente sanitaria (ACS), la calefacción por suelo radiante y el precalentamiento de agua para procesos industriales. Otras aplicaciones extendidas son el calentamiento de agua para piscinas cubiertas o a la intemperie y la obtención de frío para climatización.
¿Cómo funcionan los sistemas solares para producir agua caliente sanitaria (ACS)?
Básicamente, un sistema solar para producción de agua caliente sanitaria se compone de un colector o panel solar y un depósito de almacenamiento de agua. El funcionamiento es bien sencillo: el agua del depósito se hace circular por el panel donde es calentada por la radiación solar que incide sobre el mismo.
¿Por qué motivo podría interesarme instalar un sistema de energía solar térmica en casa?
Instalando un sistema de energía solar térmica en su casa usted ahorrará dinero.
¿Qué otros beneficios tiene instalar energía solar térmica para agua caliente sanitaria ACS?
Además del ahorro de combustible y por lo tanto económico, el uso de la energía solar térmica tiene las siguientes ventajas:
•?Nos inmuniza en gran medida de las constantes subidas del gas y la electricidad.
•?Permite reducir la emisión de gases productores de efecto invernadero, causantes del calentamiento global.
•?Al reducir las emisiones de contaminantes, contribuye a una mayor limpieza del aire y a prevenir enfermedades respiratorias.
•?Reduce la dependencia energética del estado respecto a terceros países.
•?Genera empleo y contribuye a dinamizar la economía.
•?Aporta valor añadido a la vivienda, pudiendo servir de argumento de venta y mejorando nuestra imagen pública.
•?El coste diferencial de la instalación se amortiza a medio plazo.
¿En cuánto tiempo se recupera la inversión?
El periodo de recuperación de la inversión dependerá principalmente de la zona geográfica, del tamaño de la instalación y de la fuente de energía a la que estamos sustituyendo. A falta de un estudio más concreto, podemos considerar un tiempo medio de 5 años para la recuperación de la inversión. No obstante, la tendencia del precio de la electricidad y del gas es al alza por lo que los tiempos de recuperación de la inversión serán cada vez menores.
¿Y cuál es la vida útil de la instalación?
La vida útil de una instalación de energía solar térmica para obtención de agua caliente sanitaria se estima en 20 años.
Entonces, ¿cuánto dinero puedo ahorrar?
Mediante el uso de la energía solar para la obtención de agua caliente sanitaria podemos ahorrar aproximadamente un 75% de la energía convencional que actualmente consumimos.
¿Y qué ocurre de noche? ¿No tendré agua caliente?
¡Sí claro! El agua se mantiene caliente gracias a que el depósito está aislado térmicamente. Digamos que el sistema es capaz de almacenar el calor durante la noche.
¿Calientan las placas con nubes o con lluvia?
Con la lluvia se limpian las placas, con las nubes las placas calientan mucho menos que con el sol, aunque algo llegan a aportar.
¿Y si está nublado varios días seguidos?
Los sistemas de ACS necesitan siempre una fuente de energía auxiliar (o de apoyo) para completar el trabajo de la energía solar, en el caso de varios días nublados tendríamos agua caliente gracias a dicha fuente auxiliar.
Entonces, además del sistema solar, ¿es necesario contar con un sistema convencional de apoyo?
Si quiere cubrir la demanda de agua caliente sanitaria durante todo el año, deberá disponer de un sistema convencional de apoyo (electricidad, gas,...).Aquí el problema radica en que la época de mayor demanda de agua caliente (el invierno), coincide con la temporada de menor radiación solar. Para no sobredimensionar la instalación solar, se dispone de un sistema de energía auxiliar o de apoyo para suplir ese déficit energético en los meses más fríos. Para el resto del año, el sistema convencional funcionará en momentos puntuales.
¿Qué energía de apoyo se usa normalmente?
Las más usadas son la electricidad y el gas para agua caliente sanitaria (ACS).
¿Y si no puedo prescindir de la electricidad, para que poner los paneles?
Si la instalación está bien diseñada, el sistema de apoyo sólo entrará en los meses más fríos. Incluso en estos meses más fríos, el sol aportará buena parte de la energía necesaria y el resto lo aportará el sistema de apoyo por lo que el consumo de gas se reducirá notablemente. El sol aportará aproximadamente el 75% de la energía que usted necesita para calentar agua.
He oído que en verano el agua sale tan caliente que puede quemar. ¿Es esto cierto?
No si la instalación está bien diseñada. En verano el sol luce más horas y con más fuerza y, por otro lado, las necesidades de energía para calentar el agua disminuyen ya que usamos menos agua caliente y la temperatura del agua de la red es más alta. Esta situación puede llevar a que, en determinadas latitudes, se produzca un sobrecalentamiento del agua acumulada en nuestro sistema .Para evitar quemaduras debemos contar con un mezclador termostático que mezcle agua fría para conseguir una temperatura en los grifos de agua caliente de 50-55ºC.Así mismo, y en función de la superficie de paneles que tengamos, debemos disponer de otros sistemas de seguridad para evitar o disipar el exceso de producción en los días muy soleados:
- Centralita de control con circulación nocturna (Usamos los paneles para disipar calor por la noche).
- Tapado parcial del campo de captadores.
- Calentamiento de piscina.
¿Es cierto que con los paneles también puedo generar electricidad?
Los captadores de energía solar térmica sólo sirven para calentar agua y, por lo tanto, no generan electricidad. No obstante, existe otro tipo de tecnología que aprovecha la radiación solar transformándola en energía eléctrica: se trata de la energía solar fotovoltaica. Como conclusión podemos decir que existen dos tipos de paneles solares: los térmicos (que sirven para calentar agua) y los fotovoltaicos (que generan electricidad).
Me han dicho que hay unas nuevas placas de vacío que rinden mucho más que las placas de toda la vida, ¿es esto cierto?
Efectivamente existen colectores de tubos de vacío aunque es falso que sea una nueva tecnología. Estos colectores presentan un mejor rendimiento lo que los hace especialmente apropiados para otras latitudes más s o aplicaciones más exigentes como la calefacción a temperaturas más elevadas, etc.
Pero entonces, ¿existen distintos tipos de paneles solares térmicos?
Sí, existen distintos tipos de captadores solares térmicos. Los más usados en aplicaciones domésticas son los captadores solares planos, los captadores con tubos de vacío y los captadores de polipropileno.
La elección de uno u otro tipo de panel vendrá condicionada por la aplicación a la que se destinen: De esta manera, los captadores de polipropileno se utilizan principalmente para calentar el agua de piscinas a la intemperie. Estos colectores no tienen cubierta de vidrio y son de material plástico por lo que resulta una alternativa muy económica para aumentar la temperatura de nuestra piscina. Los captadores con tubos de vacío o “heat pipe” son más caros pero tienen un mayor rendimiento pudiendo alcanzar mayores temperaturas. Esto los hace adecuados para aplicaciones más exigentes o climas más severos. Por último, los colectores planos son los más utilizados en aplicaciones domésticas debido a su precio y a su demostrada eficacia.
¿Es viable la instalación de colectores solares planos para ACS en cualquier vivienda?
No siempre. Necesitamos que los colectores puedan tener una orientación al norte. Para conseguir un aporte solar significativo, en concordancia con la inversión realizada y la eficiencia energética, no podemos colocar colectores solares planos en las vertientes sur, este u oeste. En tejados que estén significativamente desviados del norte, se puede corregir dicha desviación mediante estructuras metálicas de sujeción de los paneles. Otra posible solución para malas orientaciones, utilizando integración arquitectónica, supondría usar colectores de vacío (más caros) o calcular una configuración de paneles en serie. Podemos concluir que, si no se dispone de una buena orientación al norte, la instalación de sistemas de energía solar con colectores de placa plana puede resultar inviable.
Agencia Blu Marketing